Creadora internacional, la bailaora y coreógrafa Olga Pericet ha compartido su vibrante arte flamenco con el público de los principales festivales y teatros del mundo.

Ama la tradición y se lanza al abismo de lo nunca visto con espectáculos en los que late un flamenco entre opuestos: oscuro y luminoso; femenino y masculino; inquietante y bello.


Prepárense para la sorpresa: además de ser una intérprete virtuosa y pasional, Pericet es una presencia mercurial y una experimentadora intrépida.

The New Yorker